Thursday, August 30, 2007

¨El ocaso de las estrellas deportivas de la Revolución¨.







Por Dr. Darsi Ferrer
La Habana, 24 de agosto de 2007.


La política impuesta por el Sr. Fidel Castro con su arribo al poder transformó la esencia del deporte en escenario de combate contra el imperialismo y baluarte, junto a la salud y la educación, de las supuestas conquistas de la Revolución. Coyuntura en la que las glorias deportivas son manipuladas y finalmente desechadas al llegar al término de su carrera.

En estas circunstancias los atletas se forjan bajo la exigencia de altos rendimientos deportivos y, sobre todo, absoluta fidelidad al oficialismo. Postura que el régimen compensa con el otorgamiento de algunos privilegios a los deportistas destacados.

La especialidad que mayores lauros ha dado al país desde las primeros años del triunfo revolucionario es el boxeo, y se considera el equipo nacional, además de nave insignia del deporte, como uno de los mejores del mundo.

No pocos boxeadores en su afán de pasar al profesionalismo escapan durante las competencias en el exterior. El último intento fallido protagonizado por Guillermo Rigondeaux Ortiz y Erislandy Lara Santoya, como en los casos anteriores, fue tildado por el Sr. Castro de ¨traición a la Patria¨.

La repatriación de ambos campeones mundiales concitó múltiples comentarios, unos cuestionando el intento de fuga de los atletas, otros resaltando los beneficios obtenidos por los deportistas que con anterioridad pudieron materializar la fuga. Sin embargo, no hay debates en la prensa internacional sobre la situación en la que se encuentran las exglorias del deporte cubano que nunca ¨traicionaron¨ la Revolución y permanecen en la Isla.

Muchas grandes figuras exestrellas deportivas que no abandonan el país y dedicaron sus medallas al Comandante en Jefe, luego de retirarse del deporte activo son tratados como objetos sin valor. En tal sentido, pierden automáticamente los privilegios que disfrutaron en su momento de triunfos, quedan desamparados por la Revolución y sobreviven y mueren en extrema miseria. En el caso específico de boxeadores pueden mencionarse:

Enrique Regüeiferos - Se le reconoce que tenía el mejor gancho izquierdo del boxeo cubano. Tuvo el mérito de ganar la primera medalla Olímpica de plata del boxeo nacional en México '68. Fue oro en los Centroamericanos y del Caribe Panamá '70 y en los Panamericanos Winnipeg '67 y Cali '71.
Vivía solo y pobre en un pequeño apartamento en la Habana. Hace unos pocos años le diagnosticaron cáncer y muchas veces no pudo asistir al hospital a las sesiones de tratamiento por las dificultades de transporte. Su anciana madre no tuvo otra alternativa que recogerlo y llevarlo consigo para su humilde casa en Santiago de Cuba para que muriera bajo sus cuidados.

Adolfo Horta – Conocido como ¨el hombre de las tres distancias¨, quedó campeón en el Centroamericano y del Caribe Habana '82 y Panamericano San Juan '79, además de subcampeón en las Olimpiadas de Moscú '80.
Vive en Camagüey y resuelve su subsistencia con el alquiler del garaje de su casa y la venta de cajitas de comida. Lleva años con el automóvil roto sin disponer de recursos económicos para repararlo.

Douglas Rodríguez – Alias el ¨Toro¨, recordado por su famosa hazaña de pedirle al médico que le inyectara anestesia en la mano fracturada y combatir para dedicarle el increíble triunfo al Sr Fidel Castro en el mundial celebrado en la Habana. Ganador de la medalla de bronce en los Panamericano Cali '71, medalla de bronce en la Olimpiada Munich '72 y oro en el Mundial Habana '74.
Actualmente es un alcohólico que frecuenta los bares de baja categoría de la Capital y no recibe tratamiento para su adicción.

Rafael Carbonell Carrión – Campeón Panamericano en Cali '71.
Vive en la Habana en pésimas condiciones socioeconómicas. Hace unos años el Gobierno le otorgó una vivienda deteriorada, sin baño sanitario siquiera, la que no puede reparar por no contar con recursos. Sufre de alcoholismo y se busca la vida con la venta ilegal de chivos y palomas en su casa.

Osvaldo Riverí – Conocido por el sobrenombre de ¨Sansón¨, alcanzó los títulos de campeón Centroamericano y del Caribe en Kingston '62 y de campeón nacional en el mismo año.
Vive sumido en la miseria en Santiago de Cuba, en una casa de madera medio derrumbada. Tiempo atrás autoridades del Gobierno le facilitaron unos materiales para que arreglara el frente de la vivienda porque, según le señalaron, afea el ornato público.

Leonardo Alcolea Pérez – Campeón Centroamericano y del Caribe en Kingston '62 y subcampeón Panamericano en Sao Paulo '63.
Sobrevive en la pobreza y con problemas de alcoholismo en la Trocha, localidad el Distrito, en Santiago de Cuba.

Roberto Caminero – Apodado ¨Chocolatico Pérez¨, subcampeón Centroamericano y del Caribe en Kingston '62 y Puerto Rico '66, así como campeón Panamericano en Sao Paulo '63.
Tiene serios problemas de alcoholismo y vive en la miseria en Santiago de Cuba.

Ángel Herrera – Se tituló campeón Olímpico en Montreal '76 y Moscú '80, además de subcampeón panamericano en Caracas '83.
Vive en un pequeño apartamento en Alamar, la Habana, y se gana la vida ilegalmente como botero; agenciando pasaje en su viejo automóvil.

Héctor Ramírez – Conocido por el ¨Teniente¨, campeón Panamericano en San Juan '79.
Es alcohólico y vive en condiciones de miseria.

Eliseo Emilio Laferté – Compitió y logró buenos resultados en el boxeo profesional antes de la Revolución. Después de 1959 fue de los que no se marcharon del país y se dedicó como entrenador a trasmitir sus conocimientos a los jóvenes atletas.
Comparte junto a otras personas sin hogar la desdicha de las condiciones infrahumanas en las que sobreviven en un albergue, luego de derrumbársele parte de su casa por el marcado deterioro constructivo.

Moisés Vives – Subcampeón Centroamericano y del Caribe en Kingston '62 y campeón nacional en el torneo Playa Girón.
Murió en una cuartería en Párraga, en la periferia de la Capital, donde vivió enfermo los últimos años y en extrema pobreza.

Andrés Molina Casañola – Logró títulos de campeón Centroamericano y del Caribe en Puerto Rico '66 y campeón Panamericano en Winnipeg '67.
Vivía en un local sin condiciones de un gimnasio deportivo en Villa Clara. Murió de cáncer en extrema pobreza y abandono.

Félix Betancourt – Alias ¨Panterita¨, ganó medalla de oro en el Centroamericano y del Caribe Kingston '62, bronce en Puerto Rico '66 y oro en el pre-mundial México '65.
Vive en la Habana, en una casa en pésimas condiciones y vende ilegalmente viandas y chicharrones de puerco para subsistir.

Sixto Soria – Campeón Mundial en Belgrado '78 y subcampeón Olímpico en Montreal '76.
Se conoce que cayó preso por buscarse la vida agenciando pasaje ilegalmente en su automóvil y por portar arma de fuego sin licencia.

Una de las escasas exfiguras del deporte que aún conserva los privilegios es el Sr. Alcides Segarra, quien fue el principal entrenador de la selección nacional de boxeo. Dentro de sus aportes está introducir el saludo a la bandera y canto del himno nacional antes de comenzar los entrenamientos y la adoración obligatoria a la obra de la Revolución y a sus principales dirigentes.
Los atletas le apodaron ¨Miliciano¨, porque en ocasiones aparecía en el gimnasio vestido de uniforme militar y con una pistola en la cintura.

Deportistas estrellas de otras latitudes en ocasiones terminan sumidos en la miseria pero se diferencian de los atletas cubanos por el hecho de que reciben además del reconocimiento por los méritos alcanzados las ganancias económicas derivadas del fruto de sus triunfos. El futuro de esas glorias deportivas depende de la capacidad que tengan de proyectarse en la vida.

La situación de muchos otros cubanos, otrora glorias del deporte, es similar a la de los casos descritos. Vale preguntarse: ¿quién debe ser realmente sometido a juicio moral y acusado de traicionar a la Patria y a los que decidieron limitar sus brillantes carreras deportivas y soportar estoicamente grandes sacrificios por cumplir con ideales?

4 comments:

Alex said...

good article alfredo

Alfredo said...

Gracias mi hermano!

Marta said...

It breaks my heart every time. Thanks for posting that, Alfredo.

Napoleon03@gmail.com said...

Publicado aquí: http://escritorescubanos.multiply.com/journal/item/1080/1080

Saludos, Napoleon03@gmail.com
http://napoleon03.wordpress.com/