Friday, July 24, 2009

Artículo sobre Darsi Ferrer, Jaime Leygonier

En prisión activista por los derechos humanos Dr. Darsi Ferrer.

Por Jaime Leygonier.

En La Habana, el 21 de julio de 2009, agentes en uniforme policial y verde olivo detuvieron en su hogar al Dr. Darsi Ferrer Ramírez y lo condujeron al penal de Valle Grande donde al día siguiente permitieron a su esposa verlo unos minutos.
La esposa, Yusnaimy Jorge Soca, refiere: “Darsi se niega a tomar alimentos, siente gran dolor de cabeza, lo pelaron al rape y por negarse a formar, un guardia lo amenazo con “pasarlo por el somatón” cuando yo me marchara, lo que interpreto como que lo golpearán o cualquier otra brutalidad. Ya en la detención anterior lo golpearon dentro de la Unidad de policía ocho agentes estando mi esposo esposado. Ahora no explican la causa de su encarcelamiento, pero todos sabemos que es un castigo por su labor a favor de los derechos humanos y por la campaña ciudadana “El paseo de tus sueños”, que exhorta a la realización personal. El Dr. Ferrer como director del Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas” lleva años consagrado a una seria labor social y política reveladora del catastrófico estado de los servicios médicos cubanos, las condiciones infrahumanas de las villas-miseria y la marginación del cubano en su propia patria con dos monedas, prohibición de servicios hoteleros y hospitalarios - reservados para extranjeros y dirigentes - y persecución a cubanos de otras provincias que pretenden vivir en La Habana: Situación que según legislación cubana e internacional califica como delito de Apartheid.
El médico es conocido por las marchas pacificas del 10 de diciembre que convocó tres años consecutivos ante la sede en La Habana de la UNESCO y que son reprimidas agolpes y arrestos masivos por la policía y paramilitares del Régimen.
Su informe “La tortura, método sistemático de castigo en Cuba”(9/1/2006) fundamentó con 14 casos de opositores detenidos como las condiciones de cautiverio en Cuba provocan en breve tiempo la perdida de la salud física y mental y tipifican como tortura- según convenios internacionales que violan.
Con recursos ínfimos, su Centro de Salud llevó medicamentos (recibidos del G.A.D.) y donativos de ropa a los residentes en los albergues estatales, conocidos como villas miserias y “llega-y-pon” por las malas condiciones en que se encuentran, lugares donde el Estado hacina a quienes pierden su techo.
Repetidas veces los agentes de la Seguridad del Estado lo arrestaron sin causa, lo amenazaron con meterlo preso si no desistía de su labor, allanaron su hogar para confiscar papeles, libros, la computadora.
El pasado 9 de julio lo arrestaron junto a su esposa enferma Yusnaimy Jorge Soca, fracturaron la puerta de su hogar y arrancaron las ventanas de aluminio, dejando al apartamento y familia expuesto a lluvia y a ladrones. También “confiscaron” dos sacos de cemento.
Que el médico reparaba su apartamento minúsculo y ruinoso sirvió de pretexto para ese ataque, y preguntarle donde compró los materiales. Acto desesperado para – ocultando los móviles reales - acallarlo con la prisión.
El Dr. Ferrer sostuvo a la policía que compró los materiales al fiscal militar teniente coronel González Peña- vecino de la misma calle al cual denuncio en vano el doctor por notoria “reparación” de su casa ampliándola como mansión y por vender materiales a medio barrio.
Ahora el Dr. Ferrer sufrirá la tortura sistemática propia del sistema penal cubano junto a tantos presos de conciencia y comunes por cuya libertad y trato humano luchó.
Lo arrolló el envalentonamiento del Régimen y la ola represiva que Ferrer pronosticó como consecuencia de dejar fortalecerse a Raúl Castro y de la política europea de legitimarlo y sacrificar a los presos de conciencia del 2003 y los derechos del pueblo cubano.
“Me amenazaron con encarcelarme y botar la llave. No sé cómo todavía me dejan en la calle” – decía. Ahora colmo la ira de Estado cuando invitó a todos a pasear pacíficamente por el malecón habanero “por un sueño, el de cada uno”.
No importan los argumentos legales que utilice el régimen para mantenerlo encarcelado, para un gobierno que está al margen del Estado de Derecho eso no es importante, ninguno podrá justificar la verdadera causa del encarcelamiento de Darsi Ferrer. Sólo hay uno, el miedo de las autoridades a su activismo cívico, al liderazgo que posee dentro de las filas disidentes y el principal, su voluntad indomable de ver a su patria libre y en paz, esto es lo que el régimen no le puede perdonar y por lo que lo mantiene encerrado.


(La Habana, 22 de julio, 2009)

2 comments:

chiquitacubana said...

Hola, te he encontrado por Twitter, saludos y seguimos pataperreando en la web.

Tomás Estrada-Palma said...

I drew the good doctor to show my solidarity with his cause.

http://tomasestradapalma4today.blogspot.com/